Loading...

¿México tercer lugar mundial en delitos cibernéticos?

 Por: Tomás Abarca

Hace un par de días la empresa Symantec famosa a nivel internacional por ser fabricante del antivirus Norton, publicó un estudio que coloca a México como el tercer país donde se comente el mayor número de delitos cibernéticos a nivel mundial únicamente por debajo de China y Sudáfrica.

La nota estuvo en varias páginas de medios de comunicación impresos y ocupó espacio en diversos portales de internet llamando la atención de muchos usuarios de redes sociales quienes de inmediato se avocaron a leer el escrito con gran interés y cierto grado de preocupación.

La información respaldada con datos y cifras recabadas durante el estudio documenta que en nuestro país un 83% de los usuarios de internet han sido víctima de un delito online.

Si leemos a detalle el reporte nos daremos cuenta de que en este material se tipifica como delito a las infecciones por virus y malware, suceso en el cual ocupamos primer lugar a nivel mundial con un 71% de cibernautas infectados.

Cabe aclarar que si bien es cierto que ser infectados por un virus informático en una situación accidental o provocada puede traernos graves consecuencias lo peor que puede pasar es que perdamos la información almacenada en nuestro equipo de computo impacto que se puede aminorar haciendo respaldos periódicamente.

Tipificar el hecho de pescar un virus como ataque cibernético me parece un tanto exagerado, sobre todo cuando esto sucede más a menudo entre usuarios que se exponen al uso de software pirata, descarga de archivos compartidos como películas y música o visitantes habituales a sitios de pornografía gratuita; lo cual les hace vulnerables a este tipo de situaciones.

Los verdaderos delitos

En el estudio también aparecen otro tipo de faltas mucho más graves y claramente identificadas como actos delictivos: el 11% de los usuarios en nuestro país han sido víctimas de fraude cibernético, mientras que a diez de cada cien cibernautas mexicanos les ha robado su identidad en páginas de internet piratas que se hacen pasar por proveedores de servicios en línea, engañando a los incautos pidiéndoles: claves, números de seguridad e información personal a través de formularios para después utilizarla. Actividad que se conoce como: “Phishing”.

Quedan fuera de este estudio prácticas graves como: los sitios web, foros y comunidades virtuales que difunden pornografía infantil o la suplantación de identidad en redes sociales, este último considerado delito únicamente por el marco legislativo del Distrito Federal y Estado de México.

Ante la información tratada en estudios de este tipo, lo recomendable es tomarse las cosas con cautela y seguir como diría el Chapulín Colorado el viejo y conocido refrán: “Hay que tomar las cosas de quien vienen” Symantec es una empresa que fabrica y comercializa software antivirus por lo cual a dicha industria le conviene que en el imaginario colectivo exista una alerta por alta afectación de virus informáticos.

Mientras el rumor de una amenaza este en el aire muchos usuarios correrán a adquirir antivirus con ello aumentará la demanda y así las ventas de Symantec y otras compañías dedicadas a este mismo rubro, haciendo crecer su margen de ganancia económico.

El resto de los delitos se pueden disminuir siempre y cuando los usuarios utilicen sus computadoras con responsabilidad y una vez que el estado mexicano asuma su papel y haga un esfuerzo para educar a los cibernautas promoviendo iniciativas que legislen la convivencia en el ciberespacio. La creación de la policía cibernética y los cambios en las leyes en el Distrito Federal, Yucatán y Estado de México donde la suplantación de identidad en redes sociales ya es reconocida como un delito son un buen comienzo, pero todavía falta mucho por hacer.